Exactas y Naturales Divulgación 

INECOA- CONICET

Contar la ciencia en cuentos infantiles

Cristal, la Ranita Marsupial, es una obra para chicos que nació de la interacción entre científicos y la escritora Mariana Reposo. La protagonista de la historia es una especie que está en una situación crítica: no se encuentra en la naturaleza desde el año 1996.

Agencia CTyS-UNLaM*- ¿Qué pasa cuando se une el mundo de la ciencia con el mundo del arte y la literatura? Un trabajo entre investigadores del Instituto de Ecorregiones Andinas (INECOA, CONICET- UNJu) y la escritora Mariana Elisa Reposo derivó en Cristal, La Ranita Marsupial, una obra infantil que funciona, a su vez como una herramienta de comunicación social de la ciencia.

La protagonista de la historia, Cristal, es una Rana Marsupial de Calilegua (Gastrotheca christiani), una especie críticamente amenazada y endémica de las selvas de Yungas de la provincia de Jujuy, particularmente de la región del Parque Nacional Calilegua.

Del lado científico, el equipo está conformado por el becario doctoral Martín Boullhesen y los investigadores Mauricio Akmentins, Laura Pereyra y Marcos Vaira, que vienen trabajando desde hace más de una década en la investigación y conservación de la diversidad de anfibios de las selvas de Yungas del noroeste de Argentina. Del lado artístico, junto a la autora Raposo trabajó su equipo editorial, que incluye una psicopedagoga, una educadora y un ilustrador.

Akmentins, doctor en Ciencias Biológicas e investigador asistente del CONICET, dialogó con la Agencia CTyS-UNLaM sobre los objetivos y formas de trabajo detrás de esta obra conjunta, para divulgar las investigaciones más allá del laboratorio.

¿Cómo nace esta iniciativa de hacer un libro sobre esta especie?


Desde nuestro equipo de trabajo venimos trabajando hace años en la diversidad y conservación de anfibios en el noroeste argentino, en la región de Yungas. Y surgió la necesidad de empezar a comunicar, de salir del claustro universitario de la academia y transferir este conocimiento al público en general. Muchas veces, a los científicos y científicas nos faltan herramientas para la comunicación, entonces necesitamos de personas que trabajan en comunicación social de la ciencia para poder transmitir nuestro conocimiento.

¿Y por qué se decidió apuntar al público infantil?

Uno de los tesistas que dirijo, Martín Boullhesen, conocía la serie de libros que publicó Mariana Reposo, que se llama “Amar lo nuestro” y surgió la idea de hacer una obra con la especie que estamos tratando de conservar. Creemos que hay que empezar por los más chicos para generar la conciencia de salvar a esta especie. Lo bueno de trabajar con Mariana es que ella tiene un equipo interdisciplinario, entonces está la posibilidad de hablar en el idioma de los chicos. Eso fue clave.

¿Qué características tiene la protagonista de la historia?

La historia es sobre una rana marsupial, lo cual ya de por sí es bastante raro mezclar una rana con un canguro. En Argentina tenemos tres especies que son únicas y endémicas de la selva de Yungas de Argentina y están todas en una grave amenaza. Es una rana donde las hembras tienen en la espalda una bolsa en la cual llevan los renacuajos y los incuban. Dos de las especies “largan” los renacuajos y la tercera, la que es protagonista del libro, “pare” a las crías ya formadas. De por sí, hay una crisis global de diversidad con los anfibios, hay un cuarenta por ciento de las especies que están con un grado de amenaza. Y la situación de esta especie es crítica: no se encuentra en la naturaleza desde el año 1996 y nosotros, como parte de la investigación, la estamos buscando desde hace más de diez años. Entre las amenazas, la principal es la pérdida del hábitat por incendios y obras civiles de gran envergadura, como la construcción de caminos. En el caso del Parque Calilegua, está el tema de los pozos petroleros.

¿Cómo se trabaja el vínculo con otros actores sociales, como los políticos, empresarios o representantes de la sociedad civil?

Generalmente, el trabajo en conservación es frustrante. Hay buena relación con la administración de Parques Nacionales, sobre todo con la delegación regional Noroeste, que apoyan nuestras iniciativas de conservación y han puesto estas especies como prioritarias. Pero, generalmente, tanto de la parte empresaria como de los manejadores de recursos naturales es muy difícil el contacto, y los temas de conservación no están dentro de la agenda de prioridades. Por otra parte, hemos conseguido apoyo de dos ONG internacionales dedicadas a la conservación de la naturaleza: The Mohamed bin Zayed Species Conservation Fund de los Emiratos Árabes Unidos y el Stiftung Artenschutz de Alemania, que nos ayudaron con la financiación para la producción e impresión de los ejemplares. La idea es repartir libros para las bibliotecas de las escuelas primarias públicas, en la zona de influencia de los parques nacionales, donde están estas especies, como Salta, Jujuy y Tucumán. Recientemente hemos tenido una muy linda experiencia con los chicos del alto comedero en Jujuy, donde dejamos ejemplares.

* Entrevista cedida al programa Ciencia modulada, de la Agencia CTyS-UNLaM, que se transmite por FM 89.1 de la Universidad Nacional de La Matanza y la Asociación de Radios Universitarias Nacionales (ARUNA).

Fecha de Publicación: 2020-01-23
Fuente: Agencia CTyS-UNLaM