Interdisciplinario Divulgación 

EXIGEN RESPUESTAS INMEDIATAS

Un Cabildo Abierto para defender a la Ciencia

El Plenario de Directores y Directoras del CONICET convocó, para este miércoles 22, una conferencia de prensa en el Museo de Ciencias Naturales de CABA. Además, habrá una movilización hacia el Polo Científico Tecnológico y marchas en distintos puntos del país.

Agencia CTyS-UNLaM- El epicentro fue la convocatoria histórica en la Universidad Nacional de Córdoba, en abril de este año, donde más de 120 directores de Institutos del CONICET firmaron un manifiesto que denunciaba el vaciamiento del sistema científico y exigía inmediata respuesta al gobierno. Ahora, en sintonía con una fecha histórica, la comunidad científica convocó para este miércoles 22 a un “Cabildo Abierto en defensa de la Ciencia Argentina”, con movilizaciones y marchas en al menos 20 localidades de todo el país.

En CABA en particular, habrá, desde las 13 horas, una conferencia de prensa en la sede del Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, donde se dará a conocer la posición de más de 245 Directoras y Directores de Institutos del CONICET, para visibilizar y denunciar la crítica situación en la que está sumido todo el sistema científico. Según se comunicó, se espera que el documento donde se plantea el Salvataje de Emergencia sea firmado por todas las fuerzas políticas.

Terminada la conferencia, se realizará, además, una movilización hacia el Polo Científico Tecnológico (Godoy Cruz, entre Paraguay y Soler), donde habrá un acto central, frente a la sede del ex Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

“No se trata de un reclamo corporativo, no peleamos por nuestro bienestar como comunidad, sino que luchamos para que nuestro país cuente con un sistema científico tecnológico que sea parte de nuestro desarrollo productivo”, remarca Juan Pablo Paz, director del Instituto de Física de Buenos Aires (IFIBA–UBA/CONICET).

Marcelo Rubinstein, director del Instituto de Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular (INGEBI), alerta: “la gravedad de la crisis es tan notoria, tan prolongada, que estamos todos muy unidos, independientemente de los gustos y las diferencias políticas. Estamos todos entendiendo que tenemos que remar en el mismo barco. Y lo que queremos hacer es exhibir públicamente nuestros reclamos y mostrar unidad”.

En la misma línea, Damasia Becu-Villalobos, investigadora Superior del CONICET y actual Directora del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME), agrega que el objetivo del Cabildo de este miércoles es “mostrar al Gobierno que estamos muy preocupados por esta situación. Es tan fácil destruir un sistema y tan difícil construirlo. Y esta organización demuestra el nivel de crisis en el que estamos, porque las diferencias políticas o partidarias pueden estar, pero todos coincidimos en que necesitamos medidas urgentes”.

Jorge Geffner, vicedirector del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA, alerta por su parte que “la situación se torna cada vez más crítica y dramática. Pedimos, en primera instancia, solucionar la hecatombe que se nos viene encima, por eso se denominó Plan de salvataje de emergencia. Esperamos que se paguen los subsidios y que se actualicen los números, porque el monto de los subsidios se devaluó”.

Entre los reclamos, que ya se habían manifestado en el documento firmado en UNC, Geffner también mencionó la entrada a carrera de investigador, donde sólo entró el l7 por ciento de los que se presentaron. “Si bien pegó más en las Ciencias Sociales y Humanidades, también fue un golpe duro para todas las áreas. No tiene antecedentes en la ciencia local”, aseguró el investigador, que alertó, además, por el salario de los científicos y por un nuevo éxodo que se está produciendo entre los investigadores más jóvenes.

“Tal como está la situación actualmente, y de no mediar ningún tipo de respuestas, vamos a una parálisis total de investigación. Tal vez los que tengan fondos privados o internacionales puedan salvarse, pero serán solo un diez o quince por ciento de los grupos”, expone el vicedirector quien alerta, a la vez, que “baja la calidad de lo que  se genera porque hacés con lo que tenés a mano. Hay una situación de mucha tensión y desaliento”.

Paz, que además de ser director del Instituto de Física es Investigador Superior del CONICET, expone que, “si bien el país va a seguir teniendo perlitas y ‘cráneos’ como Luis Leloir y Bernardo Houssay, se va a producir una enorme frustración de una generación que creyó que era posible un sistema científico diferente. También es un reflejo de lo importante que fue la etapa anterior con tanto crecimiento. Eso generó conciencia en la comunidad científica de que es posible otra realidad”.

Para el investigador, además, durante los gobiernos anteriores “se acumuló un capital simbólico que permitió que gran parte de la sociedad escuchaba hablar de ciencia bastante seguido a los políticos. Y supo que se construyeron reactores, radares, que puso en órbita dos satélites y que todo ese proceso genera riqueza y son importantes para el desarrollo. De ahí se percibe un respeto de la gente, pese a las campañas de desprestigio que sobre todo recayó en las Ciencias Sociales”.

Hacer ciencia hoy y en el futuro: una misión casi imposible

En relación al día a día en el quehacer científico, Becu-Villalobos advierte que la falta de subsidios de investigación –en muchos casos, ya aprobados- afecta y retrasa muchísimo la producción de ciencia de calidad. “El CONICET, por ejemplo, se financia de acuerdo a sus Proyectos de Inversión Plurianuales, los PIP. El PIP del período 2015-2017, para que se tome dimensión de la situación, se pagó apenas en un 20 por ciento”, ilustra.

La directora del IBYME explica, además, que, si bien en el caso de su instituto se recibe ayuda de parte de fundaciones privadas o de servicios técnicos de alto nivel a partir de convenios con empresas, “esa ayuda no alcanza y además implica que los investigadores deban estar buscando financiamiento, cuando deberían estar ocupados en hacer ciencia”, resaltó, a la vez que alertó sobre la falta de nuevos cargos de personal técnico.

“Los cargos de técnicos especializados que se van o que se jubilan no se renuevan. Y muchos equipos son de una enorme complejidad, por lo que no puede manejarlos cualquiera”, advierte.

Rubinstein, por su parte, comenta que, a las dificultades diarias para llevar a cabo las tareas científicas se le suma una problemática con impacto a  largo plazo: un éxodo cada vez más creciente de los jóvenes investigadores e investigadoras.

“Los becarios empiezan a darse cuenta que este Gobierno no los tiene en cuenta y empiezan a probar suerte en otros rumbos, o a dedicarse a la ciencia en otros países. Y es una situación gravísima y totalmente lamentable”, critica Rubinstein, quien destaca que “la ciencia y la tecnología son claves para el desarrollo industrial y las innovaciones tecnológicas pueden servir al desarrollo económico del país”.

“Por suerte, hubo una madurez y una evolución, pasó de ser una tema secundario a estar metido más adentro. Queremos que la ciencia y la tecnología sea un tema de agenda y de discusión- reclama el director del INGEBI-. Que los candidatos, en este año electoral, propongan ideas y proyectos en sus plataformas con un grado de desarrollo y profundidad acorde a la importancia del tema”, concluye.

Fecha de Publicación: 2019-05-20
Fuente: Agencia CTyS-UNLaM