Exactas y Naturales Divulgación 

INVESTIGACIÓN

Estudian la distribución y conservación de un grupo importante de moluscos

Con el objetivo de evaluar el estado de amenaza y conservación, investigadores del Museo de la Plata (FCNyM-UNLP-CONICET) y del Centro de Investigaciones y Transferencia de Santa Cruz (CIT-CONICET) estudiaron las muestras de moluscos de los principales museos argentinos y realizaron relevamientos en ríos y arroyos de diferentes regiones.


El investigador Gustavo Darrigran del MLP-CONICET indicó que “los moluscos en general son un grupo animal de gran importancia para la humanidad; históricamente, fueron explotados para su uso como alimento, moneda o a nivel estético, ya que con el nácar, una capa de carbonato de calcio que se forma en el interior de las conchas de los bivalvos, se formaban perlas o fabricaban botones u otros elementos de adorno”.

“Además, es de destacar su interés sanitario porque suelen hospedar a distintos tipos de parásitos de importancia médica o veterinaria y también tienen que ver con las bioinvasiones que ocasionan grandes pérdidas económicas”, afirmó Darrigan. Y precisó: “Por ejemplo, el exótico mejillón dorado es muy nocivo para la industria, porque tapa las tomas de agua para refrigeración o generación de energía”.

Luego de los insectos, arácnidos y crustáceos, los moluscos son la rama más numerosa dentro de los invertebrados. Entre ellos, se incluyen por ejemplo desde grandes pulpos y calamares hasta pequeñas babosas y distintos tipos de caracoles, mejillones y almejas marinas, y toda una variedad de especies de bivalvos, o almejas de agua dulce, uno de los grupos más representativos de moluscos a nivel mundial con más de 1.100 especies.

Los resultados de este estudio fueron publicados en Plos One y se configuran como la base de datos y bibliografía más actualizada a nivel local sobre estos bivalvos. Según afirmó el doctor Darrigan, en Argentina, había un vacío importante respecto de la información sobre estos animales y la última bibliografía databa de los ’70 u ‘80.

“Esto implica que no se tenía conocimiento acerca del grado de deterioro de las poblaciones de estas especies que, si bien luego de la Segunda Guerra Mundial se dejaron de utilizar con fines estéticos ya que se reemplazó el nácar por productos plásticos, se encuentran amenazadas ahora por dos factores principales: la contaminación y el cambio climático”, consideró el especialista.

Fecha de Publicación: 2018-11-21
Fuente: Prensa CONICET