Ingeniería Divulgación 

TAMBIÉN PENSADO PARA RIOS Y LAGUNAS

Desarrollan un vehículo para limpiar las costas marinas

El sistema se acopla a una moto de agua y permite recolectar más de 500 kilos de basura, como bolsas plásticas, troncos, botellas y demás desechos abandonados en las playas. Además, posee un mecanismo de filtrado que permite drenar el agua mientras se realiza la limpieza.

Guillermo Meliseo (Agencia CTyS) - Las olas y el viento y el frío del mar es una canción de playa ideal para escuchar en verano. Sin embargo, ese paisaje hermoso con el que sueña Palito Ortega no se corresponde con la imagen última que se lleva el turista después de cerrar su sombrilla: colillas de cigarrillos pinchadas en la arena, montañas de yerba mate todavía húmeda, envoltorios de papeles de panadería, restos de granos de choclo por doquier, etc. son -entre otros desperdicios-, los desechos más comunes que se acumulan en la costa marina con el correr de los días.

 “Y ahora… ¿quién podrá ayudarnos?”, podría ser la pregunta indiscreta que se hace el personal de limpieza de la costa tras renegar con la suciedad colectiva que termina flotando y contaminando el medio ambiente. Ergo, la respuesta a esa pregunta no está lejos de ser respondida por Rodrigo Soler, un joven diseñador recibido de la Universidad Nacional de Mar del Plata, quien arribó a la costa argentina para ponerle punto final a la problemática de la basura.

 En diálogo con la Agencia CTyS, Soler explicó de qué se trata Marag el vehículo auxiliar que diseñó para barrer con toda la basura que llega desde las playas hacia las costas. “El mecanismo se acopla a una moto de agua y ésta se encarga de direccionar el sistema. Al quedar sujeta se maneja como un vehículo que va tragando todos los residuos que encuentra a su paso manteniendo una velocidad reducida y alojando los restos en un compartimiento especial”.

El secreto de la limpieza está en la forma embudo que tiene el prototipo. Al estar en movimiento, el embudo genera una presión permanente hacia delante y hacia atrás logrando la atracción del agua junto con la basura que flota. Luego, se filtra el agua al mismo tiempo que los residuos pasan a depositarse en dos contenedores ubicados en los laterales del vehículo.

 “Además del formato tipo cono que tiene el móvil, lo particular es el sistema de drenaje, es decir,  cuando se acumula la basura en los canastos, se activa un sistema para eliminar el agua de los contenedores y así liberar espacio y evitar que se llenen rápido”, sostuvo el diseñador, tras agregar que “al estar acoplado a una moto de agua, el vehículo se desplaza en el agua con mayor versatilidad y dinámico”.

 El objetivo principal, cuenta Soler, es recoger la mayor cantidad de restos contaminantes que se encuentran flotando en las costas, como bolsas plásticas, botellas, pedazos de madera, y todos aquellos desperdicios que dañan la flora, la fauna y la superficie de la tierra. Por ello, el recolector marino también puede ser utilizado en zonas puntuales donde las corrientes marinas llevan la basura, en lagunas o ríos que hayan sufrido crecidas importantes, ya que posee una capacidad de almacenamiento de hasta 500 kilos.

 “En Mar del Plata siempre se observan guardavidas con motos de agua, por ello la idea de diseñar algo práctico, de bajo costo y sin complejidades”, explicó el experto. Y concluyó: “Lo interesante del proyecto es que no requiere elementos adicionales para su correcto funcionamiento, ya que el Marag sirve para cualquier moto de agua”. 

Fecha de Publicación: 2015-05-21
Fuente: Agencia CTyS