Exactas y Naturales Noticias 

PARTICIPARON NUEVE INVESTIGADORES ARGENTINOS

Primera expedición del buque oceanográfico Houssay

Es un barco histórico, el que ha hecho más millas realizando oceanografía en el mundo. Por sus años, estuvo a punto de ser desguasado, pero durante un quinquenio se lo reparó para que volviera a estar al servicio de la ciencia.

La directora del CENPAT, Mirtha Lewis, dialogó con la Agencia CTyS sobre la campaña.

El reacondicionamiento del navío estuvo a cargo de la Prefectura naval y fue desarrollado por el Astillero Tandanor. Allí, también se le incorporó tecnología de última generación y equipamiento técnico específico para el estudio del mar.

Su primer recorrido en esta nueva vida se realizó desde el 17 de marzo, cuando, en una primera etapa, partió desde Puerto Madero hasta el muelle de Bahía Banca. En una segunda etapa, el 17 de marzo, zarpó desde allí y arribó a Puerto Madryn el sábado 23 de marzo.

La directora del Centro Nacional Patagónico (CENPAT), la doctora Mirtha Lewis, comentó a la Agencia CTyS que “ésta fue una expedición de prueba, la primera con tripulación de científicos y con especialistas de distintas disciplinas desde que fue reparado, y nos permitió observar los usos y las mejoras que se le podrían hacer a las instalaciones”.

En este recorrido, se estrenaron los instrumentos para la prospección marina. “Utilizamos la draga, con la cual se pueden tomar sedimentos del fondo marino, y botellas Niskin para muestras de agua. Los guinches pueden llegar a operar hasta a 2000 metros de profundidad y, de esa manera, hacer estudios de oceanografía química”, explicó la investigadora del CONICET.

La doctora Lewis agregó que aun no se le han incorporado todos los instrumentos al buque Houssay: “También dispondrá de una rosseta para 15 botellas Niskin, la cual sirve para hacer investigaciones químicas y físicas”.

Asimismo, este trayecto por el mar argentino sirvió para evaluar la capacidad operativa del motovelero Houssay para hacer investigación, estimar tiempos de maniobra con el equipamiento y laboratorios existentes. Por ejemplo, los científicos observaron que el laboratorio húmedo es un poco pequeño si se deseara que grupos de investigación pudieran desempeñarse allí al mismo tiempo.

De la tripulación científca participaron investigadores de oceanografía química, geología y biología, quienes trabajaron en simultáneo en cada estación. "Ello permitió evaluar la factibilidad de actividades a bordo en simultáneo en el laboratorio y hacer luego recomendaciones al respecto de las disponibilidades y limitaciones", comentó la directora del CENPAT.

El Houssay es tripulado por la Prefectura Naval Argentina. Por otra parte, cuenta con un amplio auditorio equipado para formar a los estudiantes de las disciplinas relacionadas a la prospección oceanográfica, quienes también podrán desarrollar sus prácticas a bordo..

Una larga historia
El buque fue reparado a nuevo, pero carga mucha historia a sus espaldas. Fue construido entre 1929 y 1930 en Dinamarca. Su nombre original fue Atlantis y, en su tributo, la NASA bautizó con su nombre al transbordador que hace poco concluyó la última de sus misiones y pasó a retiro.

Posteriormente, cuando se puso a disposición de las investigaciones en Argentina, se lo llamó El Austral. Esto ocurrió en 1967, cuando fue recibido por el entonces presidente del CONICET, Bernardo Houssay, de quien ahora este barco toma su nombre.

En los años ochenta, estuvo radicado en Puerto Madryn y fue tripulado por personal dependiente del CENPAT-CONICET. Los datos oceanográficos obtenidos durante sus campañas en los Golfos San Matías, Golfos San José y Golfo Nuevo son, todavía hoy, utilizados para investigaciones y tesis de doctorado.

Así, tras su recuperación y su primera expedición, el buque oceanográfico Bernardo Houssay (ex El Austral y ex Atlantis) es el buque de investigación científica que más millas ha navegado en el mundo y aun se encuentra a flote.

Fecha de Publicación: 2013-03-27
Fuente: Agencia CTyS