Descubren el fósil de un caballo extinto sudamericano

Se trata de una rama mandibular con dentición de una especie algo más chica que el caballo actual. Fue recuperada por el Grupo Conservacionista de Fósiles, en el partido bonaerense de San Pedro.

Marianela Ríos (Agencia CTyS-UNLaM)- Cuenta parte de la historia que los caballos llegaron al continente americano de la mano de los colonizadores españoles. Sin embargo, lo que no suele trascender es que, miles de años antes, ya galopaban estas tierras algunos de su clase. Y, de su paso, quedaron rastros.

Un equipo de investigadores del Museo Paleontológico de San Pedro, en la provincia de Buenos Aires, halló una rama mandibular con dentición de un ejemplar del género Hippidion, un animal de talla algo más pequeña que los caballos actuales y de aspecto más robusto, similar a la contextura física de una cebra.

“Era un animal de extremidades cortas y anchas, más masivo muscularmente hablando. Estaba adaptado a suelos más blandos, húmedos y ambientes de vegetación más cerrada, a diferencia del género Equus, que se encontraba en zonas de pastizales abiertos, más llanuras”, precisó el director del Museo José Luis Aguilar, en diálogo con la Agencia CTyS-UNLaM.

El fósil fue hallado también por Javier Saucedo y Jorge Martínez, integrantes del Museo, en Campo Spósito, uno de los yacimientos más importantes de San Pedro, donde se encuentran sedimentos depositados que datan de finales de la edad Lujanense. La antigüedad de los hallazgos se estima entre los 10.000 y 20.000 años.

“La importancia de este descubrimiento radica en la confirmación de la convivencia entre dos géneros de caballos que tuvimos en Sudamérica: el Equus y el Hippidion. Encontrar un fósil de estos últimos es muy interesante porque son los menos, siempre hay más restos de Equus. El hecho de hallar una mandíbula con dentición es valioso porque aporta datos concretos para identificar el género”, explicó.

Por su parte, el doctor Eduardo Tonni, profesor Emérito de la Universidad Nacional de La Plata y miembro de la División Paleontología de la Facultad de Ciencias Naturales, detalló que “los caballos sudamericanos extinguidos del género Hippidion se caracterizan por la retracción de la hendidura nasal hasta el nivel del segundo molar superior. Como consecuencia de esta retracción, el nasal se estrecha y se alarga formando una especie de estilete”.

De este a oeste

Si bien no existen evidencias, aún, que permitan saber qué tipo y color de pelaje desarrollaron estos mamíferos corredores, lo que sí se sabe es que ambos desaparecieron del continente americano hace unos 8.000 a 10.000 años atrás. Según Aguilar, el Hippidion “se fue para siempre”, pero el Equus sobrevivió en Europa y Asia, desde donde fueron reinsertados por los conquistadores a partir de la llegada de Colón.

“No hay certeza de por qué se extinguieron los dos géneros. Hay investigadores que hablan de la llegada de la especie humanay cómo eso pudo haber influido en la reducción de ejemplares. Yo me inclino más por las cuestiones ambientales. El Equus siguió teniendo condiciones climáticas que lo favorecían en esos continentes. Acá, los animales se vieron resentidos por cambios bruscos de temperatura. En ese momento, 20 mil años atrás, estábamos saliendo de la Era de Hielo, después vinieron épocas de más calor y las especies sintieron ese estrés climático”, conjeturó.

Argentina, además de los fósiles recientemente descubiertos, conserva los restos más antiguos de Hippidion. Fueron hallados en la localidad de Esquina Blanca, departamento de Humahuaca, en la provincia de Jujuy. Allí, los sedimentos portadores datan de alrededor de dos millones y medio de años.