Salud Divulgación 

COVID-19

Pacientes recuperados de coronavirus podrán donar plasma para investigación y recuperación de infectados

El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires implementó un protocolo que permite extraer plasma de pacientes recientemente recuperados del virus COVID-19 para su investigación y donación a aquellos que aun tengan la enfermedad.

Agustina Lima - (Agencia CTyS-UNLaM/Radio Universidad) - El Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires desarrolla dos líneas de investigación para la donación de plasma de pacientes recuperados por coronavirus. “Una de ellas es para la recuperación de pacientes que se encuentran en estado grave, pero que todavía no utilizan asistencia de un respirador”, indicó la directora Nora Etchenique.

La doctora Etchenique aseveró que “el otro protocolo en estudio es para pacientes de alto riesgo que recién se infectaron y son prácticamente asintomáticos; a ellos se les transfiere el plasma para ver qué sucede, para evitar que se lleguen a enfermar de forma grave”.

“Esto ya se ha comenzado a implementar, hay sólo tres lugares en Buenos Aires para recolección de plasma, ya que no se extrae sangre de la forma tradicional, sino que es a través de una máquina que centrifuga la sangre y no hay ningún contacto con el exterior”, afirmó la doctora.

En referencia a este proceso, en esta revista para Radio Universidad, Etchenique explicó que “la sangre pasa directamente del brazo a esta máquina, que envía el plasma a una bolsa y aquello que no es necesario extraer -glóbulos rojos y plaquetas- vuelven al donante de plasma”.

Con este método se pueden extraer 800 mililitros de plasma, y de esa cantidad, al ser un circuito cerrado, se puede dividir en cuatro dosis. La donación de una persona sirve para cuatro receptores y ésta puede donar 24 veces al año.

“Una vez extraído el plasma, se sacan cuatro tubos, uno para grupo sanguíneo, en otro se estudian las enfermedades transmisibles por transfusión con las determinaciones como a cualquier donante, una muestra va a titulación de anticuerpos y, por último, el plasma se congela rápidamente a -80° C a la hora que lo sacan y ahí se lo coloca en una conservación de -40°C, que con este método dura hasta 36 meses”, agregó.

Esto significa proveerle al enfermo, de forma pasiva, los anticuerpos. Cuando una persona está infectada con Coronavirus, los anticuerpos generados por la persona tardan 21 días en producirse. Entonces, de esta forma, se le proveen de anticuerpos por quien ya tuvo la enfermedad sin esperar ese transcurso de tiempo.

Los donantes deben cumplir una serie de características referidas al COVID-19 para luego realizarles una serie de preguntas que son las habituales en el proceso de extracción de sangre, debido a que, si no califica como donante de sangre, tampoco califica como donante de plasma.

“En nuestro país tenemos mucha experiencia en este tema porque tenemos la Fiebre Hemorrágica Argentina, que, sin plasma, entre el 30 y el 40 por ciento de los pacientes fallecían, pero cuando se le comenzó a transferir plasma de pacientes recuperados a aquellos enfermos, la tasa de mortalidad bajó al 3 por ciento”, dijo Etchenique.

A raíz del Aislamiento Social, Preventivo, y Obligatorio, los especialistas aseguraron que hubo una disminución de donantes, sobre todo en la primera fase. “Salimos a los medios, trabajamos con iglesias y organizaciones sociales para revertir esta situación, llevamos la donación a la gente para que ellos no tuvieran que deambular. Ahí tuvimos un repunte”.

“Nosotros no queremos que el paciente espere la sangre, sino que debe ser al revés: la sangre tiene que esperar al paciente, por eso estamos trabajando en la concientización de la población en este tema, para construir un nuevo donante que tenga estos conocimientos y que sea socialmente responsable”, concluyó la doctora.

Este protocolo cuenta con un dictamen del Comité Central de Ética del Ministerio de la Salud provincial y es el único tratamiento a nivel central ya que interviene el Instituto de Hemoterapia y la Dirección Provincial de Hospitales.

Fecha de Publicación: 2020-05-15
Fuente: CTyS-UNLaM