Salud Divulgación 

UN ANÁLISIS SOBRE LOS DATOS APORTADOS POR EL MINISTERIO DE SALUD

Se aplanó significativamente la curva de infectados por COVID-19 en las últimas semanas

Los datos aportados por el Ministerio de Salud de la Nación indican que la curva exponencial se ha achatado desde el inicio de la pandemia, puesto que el incremento porcentual de infectados se ha ido reduciendo y, actualmente, es muy inferior al crecimiento registrado durante los primeros días del aislamiento obligatorio y preventivo en Argentina.

En base a los datos oficiales del Ministerio de Salud, el doctor Eduardo Cozza Buccaro, docente del Departamento de Salud en la Universidad Nacional de La Matanza, realizó un análisis sobre la curva exponencial de los nuevos casos de infectados por el COVID-19.

“Para este análisis, se han analizado los porcentajes de aumento para el período que va del 8 de marzo al 21 de abril”, comentó Cozza Buccaro a la Agencia CTyS-UNLaM. E indicó: “Los porcentajes se han tomado promediando en grupos cada tres días, para tener en cuenta la variabilidad que puede haber día a día en el manejo de las muestras y la entrega de resultados”.

Según indicó el profesional, “los datos analizados muestran que, luego del valor inicial del 32 por ciento de incremento en la cantidad de infectados, hubo un período de 15 días en los que hubo un incremento porcentual de alrededor del 25 por ciento, evidenciando un leve descenso en el porcentaje de la exponencial con respecto al valor inicial, es decir, un achatamiento de la curva”.

“A partir del 26 de marzo, se observa otro período de dos semanas -15 días- en el que se produjo un descenso continuo del porcentaje de la exponencial, primero hasta el 14 por ciento en el período 26 al 28 de marzo y, luego, hasta el 5,1 por ciento, evidenciando otro achatamiento de la curva”, agregó el doctor Cozza Buccaro.

La curva parece estancarse en valores similares entre el 5,1 al 5,3 por ciento por una semana más, para luego evidenciar otro descenso. Según explicó el docente, “la reducción del 24 por ciento en el período 23 al 25 de marzo al 14 por ciento del 26 al 28 de marzo coincide con el establecimiento del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, puesto que la infección con el virus se produce aproximadamente unos siete días antes a la aparición en el reporte”.

La exponencial es una función matemática que se caracteriza por tener un porcentaje constante de crecimiento respecto al valor en el momento anterior. En relación a los nuevos infectados por coronavirus en Argentina, el porcentaje ha ido decreciendo.

En referencia a esto, el doctor mencionó que “esos descensos en el porcentaje de aumento en el número de infectados son la muestra de un achatamiento de la curva, lo que explica que la cuarentena que estamos llevando adelante ha sido una buena medida, e implica una disminución en la velocidad de nuevos contagios, es decir, un achatamiento de la exponencial”.

Asimismo, explicó que “a través de la curva de infectados, la matemática nos dice cómo se caracteriza esa exponencial, es decir que, si partimos de un valor, el valor siguiente va a ser un determinado porcentaje del valor anterior”.

Proceso de la curva de contagios en cuarentena
En este período de seguimiento, el doctor aseguró que “en el primer bloque, de alrededor de dos semanas, el porcentaje se mantuvo constante, luego registramos un descenso del 32 al 25 por ciento, que muestra un primer achatamiento de la curva”.

“Luego vimos un profundo descenso del 24 al 14 por ciento, que coincide con la aplicación de la cuarentena obligatoria y a partir de la aplicación de esta medida, sigue el descenso del 12 al 6 por ciento y a partir del 7 de abril parece estancarse en alrededor del 5 por ciento”, afirmó Cozza Buccaro.

Basados en la tabla de datos elaborada por el profesional, este estancamiento podría ser la consecuencia de que el viernes 3 de abril se reabrieran los bancos y durante todo el fin de semana aumentara la circulación de personas en la vía pública.

“Ya el 16 de abril se retoma el descenso en un valor de 3,5 por ciento, y si bien hubo unos días entre el 22 y 24 de abril con un pequeño aumento, esto podría ser simplemente una variación lógica dentro del valor constante”, concluyó.

Una fecha relevante en el seguimiento de la pandemia de COVID-19 fue el viernes 3 de abril en el que se produjeron largas colas de personas en los bancos para el cobro de jubilaciones y pensiones, por ejemplo.

“El seguimiento realizado indica que los valores que venían descendiendo dejaron de hacerlo lo cual, en término reales, se podría tomar como un posible ascenso de los valores que debieran haber estado más cerca, quizás, al 4 por ciento”, agregó el doctor Cozza Buccaro.

Otra situación que se presenta como extraña es la variación de los datos ente el 13 y el 27 de abril. En efecto, en estas dos semanas los porcentajes toman valores intermedios entre el máximo de 5,2 y el mínimo de 3,3. “Para esto hay dos hipótesis: o se ha llegado al valor mínimo posible de la curva en las actuales condiciones, por lo que los valores oscilan levemente entre esos límites; o, entre el 15 y el 17 de abril, sucedió algo que provocó el aumento al 4,7 por ciento entre el 22 y el 24 de abril”.

“Revisando las circunstancias entre el 15 y el 17 de abril no aparece ningún acontecimiento que a primera vista pudiese relacionarse con un aumento en el ritmo de infección, lo cual nos lleva a pensar que la primera hipótesis sería la correcta”, observó el profesor, quien indicó que este trabajo fue posible gracias al apoyo del Departamento de Ciencias de la Salud de la UNLaM. Y agregó: “De todos modos, el seguimiento de la curva en los próximos días, nos dará la mejor respuesta”.


Fecha de Publicación: 2020-04-29
Fuente: Agencia CTyS