Exactas y Naturales Divulgación 

UN EVENTO CIENTÍFICO Y CULTURAL

Una experiencia entre mentes brillantes

El Heidelberg Laureate Forum es un congreso en Alemania que brinda a jóvenes científicos de todo el mundo la posibilidad de compartir jornadas con los académicos más destacados del campo de la Matemática y la Computación. Una de las argentinas que participó en este evento comparte su experiencia.

Agencia CTyS-UNLaM- Con algo más de 150 mil habitantes y edificios dignos de un cuento de los hermanos Grimm, la ciudad alemana de Heidelberg se ha convertido en un objetivo atractivo para la comunidad matemática. No tanto por sus paisajes y su rica historia, sino por el Heidelberg Laureate Forum (HLF), una conferencia atípica donde jóvenes científicos de todo el mundo pueden escuchar –y conversar- con ganadores de prestigiosos premios internacionales, como la Medalla Fields o el Premio Turing.

“Nunca había ido a un evento así, dentro de lo que son las actividades científicas. Porque este, más allá de las charlas y conferencias científicas, es también un evento social y cultural”, describe Analía Silva, doctora en Ciencias Matemáticas y una de las seis participantes de Argentina que estuvieron en la edición del HLF de 2019. Cada año, el evento recibe miles de solicitudes, de las que se seleccionan alrededor 200.

La propuesta es tan sencilla como seductora: durante varios días, jóvenes científicos de todo el mundo, de las áreas de Matemáticas y Ciencias de la Computación, comparten charlas, comidas, plenarios y actividades con las mentes más reconocidas y destacadas de sus campos. Todo en un espacio que favorece la comunicación y el fortalecimiento de vínculos, más allá de jerarquías y experiencias.

Cuenta Silva que, incluso los eventos puramente científicos del HLF, como plenarios o workshops, tenían un eje mucho más divulgativo e informal. “Había paneles, por ejemplo, donde se charlaba sobre problemas climáticos, sobre el rol de la mujer en la ciencia, sobre acceso abierto a las publicaciones…es decir, temas científicos, pero no sobre resultados de papers, sino sobre temas que rodean a la ciencia”, amplía la matemática, que además es investigadora adjunta del CONICET y docente en la Universidad Nacional de San Luis.

Dentro de los worhshops, Silva participó en uno sobre los famosos “Problemas del Milenio”, complejos problemas matemáticos cuya resolución se premia con un millón de dólares. También hubo espacio para la presentación de posters –una práctica muy común en congresos de diversas disciplinas- para que becarios e investigadores pudieran compartir sus trabajos.

La experiencia de los argentinos incluyó, por ejemplo, charlar y comer con Stephen Cook, reconocido científico estadounidense de la computación, quien recibió en 1982 el Premio Turing; o visitas a instituciones científicas emblemáticas de Alemania, como el Instituto de Astronomía Max Planck, con charlas de los investigadores que trabajan allí.

“El balance fue muy bueno, desde la ciudad, que es muy antigua y muy linda, hasta el congreso en sí, con todos los eventos organizados e incluso una cena de despedida en un castillo- asegura la investigadora- La organización es impecable, se genera tan buen clima, que terminás conociendo a mucha gente de cualquier parte del mundo”.

Fecha de Publicación: 2019-12-23
Fuente: Agencia CTyS-UNLaM