Exactas y Naturales Divulgación 

INVESTIGACIÓN

Argentina y Chile realizaron la primera campaña científica binacional en el Canal de Beagle

Ambos países, a través del CADIC (CONICET), el INIDEP, el Centro IDEAL y universidades chilenas, se unieron para estudiar los ambientes marinos y diversos factores relacionados con el cambio climático en el Canal de Beagle.


El objetivo de esta misión es analizar la acidificación e hipoxia en los ecosistemas marinos en el canal del Beagle, ambos fenómenos estrechamente vinculados con el cambio climático.

Estuvieron presentes en la ceremonia el Ministro de Ciencia de la Provincia de Tierra del Fuego, Daniel Martinioni, el Cónsul Gral. de Chile en Ushuaia, Luis Felipe Artal, el director Gustavo Ferreyra y el director, Humberto González, entre otras autoridades y representantes de instituciones.

El doctor Gustavo Ferreyra, director del Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC-CONICET), afirmó que "esta campaña tiene una importancia científica central, dado que permitirá estudiar estos fenómenos en las aguas más australes del continente”.

Por su parte, el director del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) Humberto González observó que "Chile y Argentina tienen espacios subantárticos asociados y, sin embargo, hasta la fecha no existen estudios oceanográficos que aborden temáticas conjuntas; para ambos países, el Canal Beagle es una región muy importante desde el punto de vista de cambio climático y de recursos".

En representación de la Argentina, participaron de la expedición el Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC-CONICET) y el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP); en tanto, los investigadores chilenos pertenecen a la Universidades Austral, Concepción y Magallanes, y al Centro IDEAL.

La embarcación argentina Víctor Angelescu, perteneciente al INIDEP, partió desde Ushuaia con una tripulación científica compuesta por 16 investigadores, estudiantes y técnicos de las instituciones de ambos países.

La embarcación viajará a lo largo del Canal Beagle tomando muestras de aguas a diferentes profundidades para estudiar las características físicas, químicas y biológicas del área y así conocer mejor los fenómenos de acidificación e hipoxia en la zona.

El Canal Beagle es un área que mide aproximadamente 280 kilómetros de largo. Se encuentra en una ubicación estratégica, al comunicar los océanos Atlántico y Pacífico y al tener influencia de las corrientes Circumpolar Antártica y Cabo de Hornos.

El canal, además de tener una gran biodiversidad marina y albergar reservas de agua dulce, posee importancia geopolítica y económica por sus variados recursos naturales. Según los investigadores, es una región que podría ser muy vulnerable a los cambios del clima y al potencial incremento en su uso con fines productivos.

Fecha de Publicación: 2019-11-25
Fuente: Agencia CTyS-UNLaM