Interdisciplinario Divulgación 

EPAC-AAPC

"La ciencia y la tecnología son el motor del desarrollo de un país"

Susana Hernández, doctora en Física y coordinadora de EPAC, adelanta los principales ejes de la Jornada abierta del próximo 10 de octubre, donde los espacios políticos propondrán sus planes de trabajo para el área.


Este jueves 10 de octubre, las más de 30 organizaciones que integran el Encuentro Permanente de Asociaciones Científicas (EPAC) convocan a su Jornada de Puertas Abiertas de Ciencia y Tecnología “Con Ciencia y Tecnología construimos nuestro futuro”. Allí, los distintos espacios políticos que compiten en las Elecciones generales presentarán sus análisis y planes de gobierno para el sector.

El evento tendrá lugar en el Salón Auditorio de la Organización de Estados Iberoamericanos (Paraguay 1583) y contará con las palabras de bienvenida de Susana Hernández, coordinadora del EPAC y presidente de la Asociación Argentina para el Progreso de las Ciencias.

“Desde hace varios años venimos trabajando en la construcción de este espacio que permite vincular y hacer converger las miradas de científicos y tecnólogos que cultivan disciplinas muy variadas, sobre cuestiones que afectan el presente y el futuro de esta comunidad”, aseguró Hernández, doctora en Física e investigadora del CONICET, quien resalta el valor del trabajo científico para la sociedad.

¿Qué balance hace, en calidad de presidenta de AAPC, de la situación actual de la ciencia y la tecnología, en materia de presupuesto e inversión?
El sector de Ciencia y Tecnología es una parte de la sociedad argentina que acompaña el declive general -no recibe ningún tipo de privilegios. Muchas particularidades de esta declinación se ven acentuadas. Por ejemplo, si bien las cifras oficiales muestran un incremento del presupuesto en pesos en los años de la actual gestión, esos números no reflejan ni la inflación ni la devaluación. Por el contrario, se advierte una disminución de la inversión en porcentaje del PBI, a contramano de las promesas electorales. Una parte importante de las necesidades de financiamiento para el sector se mide en moneda extranjera: equipamiento, repuestos, algunos servicios, insumos de laboratorio, bibliografía, deben importarse y no pueden ser reemplazados por prestaciones provenientes de otras fuentes. Este profundo desfasaje entre inversión y necesidades de financiamiento, unido a las demoras en la percepción de fondos devengados con mucha anterioridad, el retraso salarial y la falta de incentivos, provoca paralización de planes y proyectos y un serio desaliento entre los más jóvenes, que consideran encarar otros rumbos, especialmente fuera del país. Un ejemplo contundente es la situación del CONICET, cuyo presupuesto anual contemplado en la ley de presupuesto corresponde, en más del 95 por ciento, al pago de salarios y becas, con un resto insignificante para abastecer todos los gastos corrientes, incluyendo el funcionamiento de sus institutos.

¿Qué rol y qué papel debería tener la ciencia y la tecnología en el país? ¿Considera que cambió la percepción que la sociedad tiene de la comunidad científica y de sus integrantes?


Nuestro lema es ‘’Por un país que se apoye en la ciencia y la tecnología’’, que es muy diferente a reclamar que los gobiernos apoyen a la ciencia y la tecnología. Con ello estamos declarando que la ciencia y la tecnología son el motor del desarrollo, el cual no es posible sin conceder lugar destacado a nuestro sector, sin privilegios, pero con reconocimiento y con inversión. Para ello debemos trabajar intensamente ante los decisores políticos y ante la sociedad en su conjunto. La visión que la misma tiene de la ciencia, la tecnología y sus agentes suele estar muy distorsionada, sea porque se reconoce ciertas disciplinas y se desconoce el rol de otras, sea porque erróneamente se considera que la ciencia y la tecnología son un lujo que debe postergarse ante necesidades acuciantes como el hambre, la generación de empleo y la salud, o porque más equivocadamente aún, si cabe, se piensa que la tecnología puede comprarse en el exterior ahorrándose la inversión. Es uno de nuestros roles como actores del sector explicar que la inversión en ciencia y tecnología no proporciona réditos inmediatos, ya que los mismos aparecen como resultado de años, y hasta décadas, de esfuerzo y apoyo continuados, y que discontinuar este apoyo no representa un ahorro, sino un retroceso.

¿Qué expectativa tiene en torno al evento del 10 de octubre y qué importancia le asigna a que se generen este tipo de espacios para el debate de ideas?

Estamos muy entusiasmados, ya que nos vemos continuando en un derrotero que iniciamos en 2015 con la producción de jornadas multidisciplinarias en las que científicos y tecnólogos de las más variadas disciplinas se reúnen para intercambiar sus conocimientos, y para debatir aquellos asuntos que los preocupan como actores del sistema nacional de ciencia y tecnología, buscando convergencias para plantear reclamos y para proponer estrategias y soluciones. Estos asuntos abarcan desde cuestiones estratégicas de políticas científicas tales como la inversión en C&T y el horizonte de crecimiento deseable para el sector, hasta reivindicaciones específicas como los criterios de evaluación de personas y proyectos. A diferencia de otros colectivos que tienen algunos objetivos similares, el nuestro es un espacio neutral en materia de política partidaria; en él se debate, se argumenta y se propone políticas científicas, procurando participación y presencia ante los decisores políticos, tanto funcionarios como legisladores. En esta ocasión, presentamos la sexta jornada, que en cierta medida replica la primera, que tuvo lugar en septiembre de 2015 en circunstancias similares, a pocos días de una compulsa electoral.

Además del debate entre los representantes de las fuerzas políticas, ¿qué otros documentos se presentarán en la jornada?


Presentaremos el documento que elaboraron las asociaciones integrantes de EPAC y que suscriben 24 asociaciones científicas y tecnológicas muy diversas, que incluyen matemáticos, historiadores, biofísicos, antropólogos, especialistas en energía y ambiente, entre otros; menciono estos ejemplos sólo para ilustrar la amplitud del espectro de disciplinas participantes. Este documento se apoya en datos sólidos sobre el estado actual del sector y su evolución en los últimos años, y propone alternativas deseables para producir un cambio significativo a corto plazo. También discutiremos sobre un documento elaborado por ex funcionarios de Ciencia y Técnica que se desempeñaron en el ámbito nacional o provincial, y asistiremos a una presentación actualizada de datos referidos a la evolución reciente y a la situación actual de la inversión en C&T en el país y en la región.

Fecha de Publicación: 2019-10-07
Fuente: Prensa AAPC EPAC