Exactas y Naturales Divulgación 

INVESTIGACIÓN

Investigadores desarrollaron un mapa sobre la calidad de vida en Argentina

Científicos del Instituto de Geografía Historia y Ciencias Sociales crearon un mapa interactivo que permite conocer el índice de calidad de vida en cualquier punto del país.


En este mapa, puede observarse que existen provincias o regiones de la Argentina en las que, bajo una primera mirada, parecería que la calidad de vida es homogéneamente buena o mala. Sin embargo, al hacer zoom se observa claramente que hay zonas dentro de esas áreas cuya realidad -en términos de calidad de vida- contrasta con la situación general que las rodea.

El doctor Alejandro Zunino, investigador del Instituto Superior de Ingeniería de Software Tandil (ISISTAN, CONICET-UNCPBA)- comentó que el desarrollo de este software significó un enorme desafío desde el punto de vista informático, por la cantidad de datos que se transfieren en tiempo real y por el tipo de operaciones, poco frecuentes en aplicaciones de mapeo por Internet.

“Para definir qué tan bien vive la gente que reside en un área determinada tomamos dos grandes grupos de indicadores: los socioeconómicos y los ambientales”, explicó el investigador Guillermo Velázquez del Instituto de Geografía Historia y Ciencias Sociales (IGEHCS, CONICET-UNCPBA), quien trabaja en el estudio de la calidad de vida desde una perspectiva geográfica hace más de veinte años.

En relación a los factores socioeconómicos, se tiene en cuenta datos vinculados con dimensiones como la educación, la salud o la vivienda; en cuanto a los denominados ambientales, por un lado, se observa el impacto que puede tener la inundabilidad, sismicidad, asentamientos precarios o la contaminación y, por otro, los denominados recursos recreativos que pueden ser de base natural (playas, relieves, espacios verdes) o ser socialmente construidos (teatros, centros deportivos, etcétera).

Así, se trata de definir cuán bien viven las personas según su lugar de residencia mediante una escala numérica que va del cero al diez. En sus comienzos, el proyecto se centró especialmente en la región pampeana y en el conurbano bonaerense y se fue expandiendo hasta abarcar toda la Argentina a través de la colaboración de una red nacional de más de cincuenta investigadores.

Este grupo de investigadores logró desarrollar este mapa interactivo sobre el nivel de la calidad de vida en los 52.408 radios censales en lo que se divide la Argentina.

En cada radio censal, viven aproximadamente unas mil personas y sus superficies varían mucho según la densidad demográfica. Para acceder al mapa, hacer click en el link https://icv.conicet.gov.ar/

Cuanto mayor es el índice en determinado lugar, más verde se lo verá el mapa, mientras que el rojo indica lo contrario. Actualmente, la ecuación utilizada para calcular el índice de calidad de vida (ICV) atribuye un 60 por ciento del peso a los diversos componentes socioeconómicos y un 40 por ciento a los ambientales.

La calidad de vida desde una perspectiva geográfica se puede calcular para el presente, pero también se puede proyectar hacia atrás.

Así fue que, bajo el objetivo de hacer un Atlas histórico y Geográfico de la República Argentina, los investigadores llegaron a armar el mapa de la calidad de vida de la Argentina en 1869, que fue cuando se realizó el primer censo nacional. Lo mismo para los siguientes en 1895, 1914, 1947, 1960, 1970, 1980, 1991 y 2001.

Los datos que aporta el sistema estadístico nacional, principalmente a través de los censos, son fundamentales para este trabajo, como así también las estadísticas del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. “Pero para armar los mapas también nos valemos de relevamientos propios, muchos de ellos en terreno”, indicó el doctor Guillermo Velázquez.

Fecha de Publicación: 2019-10-07
Fuente: Prensa CONICET