Exactas y Naturales Divulgación 

CIENCIAS BIOLÓGICAS Y DE LA SALUD

Una iniciativa en nanotecnología para combatir la hipertensión

Investigadores del CONICET estudian una alternativa diagnóstica y terapéutica basada en nanotecnología para tratar la hipertensión, uno de los problemas de salud pública más generalizados del mundo.


El doctor Walter Manucha, investigador del CONICET y director del Laboratorio de Farmacología Experimental Básica y Traslacional del Instituto de Medicina y Biología Experimental de Cuyo (IMBECU, CONICET), comentó que este desarrollo “abre un campo prometedor en el tratamiento de la hipertensión, ya que se recurre al uso de la ingeniería tisular y sus potenciales aplicaciones”.

La hipertensión afecta aproximadamente a mil millones de personas en el Planeta. Con frecuencia de origen neurogénico, está patología está relacionada con una sobreexcitación de los centros del tronco cerebral, hiperactivación del sistema nervioso simpático y desequilibrio en los niveles de citoquinas pro y antiinflamatorias.

En ensayos de laboratorio, los investigadores utilizaron anandamida nanoformulada con el propósito de reducir el cuadro inflamatorio y verificar la disminución de la presión arterial. 

Esta sustancia producida en el organismo, pero de rápida inactivación, influye en sistemas fisiológicos como el dolor o la regulación del apetito y guarda una estrecha relación con el sistema cardiovascular.

Según Manucha, la anandamida presenta algunas propiedades desfavorables como escasa solubilidad acuosa, inestabilidad térmica y susceptibilidad a la degradación enzimática. Por lo que su encapsulación en nanotransportadores resultaría un método más efectivo para administrarla de manera localizada ya que las nanopartículas pueden ayudar a superar la baja solubilidad, la biodisponibilidad oral deficiente y los efectos adversos asociados con su distribución sistémica.

“La posibilidad de controlar los mediadores inflamatorios y otros marcadores celulares a través de nanoformulaciones podría representar potencialmente una novedosa forma de reducir el cuadro inflamatorio en la enfermedad cardiovascular e inclusive podría tener proyecciones a otras patologías que respondan al mismo denominador común inflamatorio”, detalló el investigador.

Fecha de Publicación: 2019-07-05
Fuente: Prensa CONICET