Exactas y Naturales Divulgación 

DANIELA HOZBOR

“En la era de la globalización, vacunarse es un acto solidario, sin discusión”

La investigadora principal del CONICET Daniela Hozbor advirtió sobre los riesgos el riesgo que provocan quienes se oponen al uso de las vacunas y analizó la reaparición de patologías controladas o incluso eliminadas.


Después del agua potable, el beneficio de la vacunación es lo que más ha logrado disminuir la mortandad en el mundo, según registros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La doctora Daniela Hozbor, quien se desempeña en el área de la Vacunología en el Instituto de Biotecnología y Biología Molecular (IBBM, CONICET-UNLP), observó que “en Argentina, la detección del último caso de sarampión autóctono en el 2000 y la disminución de las muertes de bebés por tos convulsa en los últimos años, constituyen ejemplos contundentes”.

Hozbor, también Profesora Titular en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de la Plata (UNLP), agregó que “desde la primera vacuna hace 200 años, junto con los desarrollos posteriores y el lanzamiento mundial del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) en 1974, se han prevenido millones de muertes y discapacidades”.

La especialista indicó que el impacto de no usar a las vacunas es fácil de visualizar: “Podemos considerar el caso relativamente reciente en el estado de Indiana, EEUU, en 2005, una niña que no estaba vacunada, regresó de un viaje infectada de sarampión provocando el contagio de otros niños que no habían sido vacunados, ya que sus padres creían que la vacuna era peligrosa para sus hijos”.

“Una vacuna no sólo protege al individuo sino también a la comunidad, ya que al no enfermarse el individuo la posibilidad de trasmisión de la enfermedad desaparece”, aseveró la investigadora.

Fecha de Publicación: 2019-04-08
Fuente: Prensa CONICET