Exactas y Naturales Divulgación 

CONICET Y UBA

Investigadoras argentinas formarán parte del Comité Científico de la UNESCO

Se trata del Programa Internacional de las Ciencias de la Tierra, que tendrá tres representantes argentinas por un período de cuatro años. Las científicas designadas estarán en el área de Cambio Climático.


Las investigadoras María Julia Orgeira, Claudia Marsicano (ambas del CONICET) y Liliana Castro (UBA) fueron designadas miembros del Comité Científico del Programa Internacional de las Ciencias en la Tierra (IGPC, por sus siglas en inglés) de la UNESCO y la Unión Internacional de Ciencias de la Tierra.

El programa busca construir puentes entre las geociencias y los científicos de todo el mundo, con el fin de estimular la investigación básica y compartir el conocimiento científico como un bien común de la humanidad.

Las designaciones de estas científicas se inscriben dentro del área de Global Change (Cambio Global), por sus vastos antecedentes científicos y académicos en el tema: Orgeira y Castro son geólogas, mientras que Marsicano es bióloga-paleontóloga.

Además del Cambio Global, el Programa IGPC promueve otras cuatro áreas: Recursos de la Tierra, Riesgos Geológicos, Hidrogeología y Geodinámica. Según la UNESCO, las ciencias de la Tierra ofrecen respuestas esenciales para hacer frente a los desafíos que afronta la sociedad actual en aras de preservar el medio ambiente y alcanzar un desarrollo sostenible.

En el caso de Orgeira, sus proyectos de investigación están vinculados principalmente al registro geológico del Cenozoico tardío, alrededor de los últimos tres millones de años. Emplea técnicas geofísicas variadas, así como también geoquímicas y sedimentológicas. A través de estas metodologías, busca analizar y desmenuzar evidencias geológicas que muestren variaciones paleoambientales y paleoclimáticas.

Marsicano, por su parte, estudia los vertebrados basales de los períodos Pérmico y Triásico, investigando los restos y huellas fósiles de los primeros tetrápodos que invadieron el medio terrestre, entre los cuales surgieron los anfibios actuales.

“Cuando trabajás en geociencias, no existen los bordes entre países, los límites políticos desaparecen. Entonces es muy importante que uno se pueda conectar y trascender internacionalmente”, asegura Marsicano, quien además resaltó la importancia de la designación: “Para mí es un gran honor y un reconocimiento como investigadora de valor académico-científico internacional”.

Fecha de Publicación: 2019-03-01
Fuente: Prensa CONICET