Exactas y Naturales Divulgación 

NEUROCIENCIAS

Desarrollan una herramienta para diferenciar estados de conciencia

Científicos de Argentina y de Francia diseñaron un software económico y confiable que permite detectar el estado de conciencia y mejorar la precisión de los diagnósticos.


Un equipo de investigadores de nuestro país y de Francia, liderados por el médico argentino y Doctor en Física Jacobo Sitt, trabajan en el desarrollo de una herramienta informática que pueda ser eficaz para diferenciar trastornos de la conciencia graves, como el coma, del estado vegetativo.

Previamente, el equipo había demostrado que el análisis de los latidos cardíacos puede aumentar la precisión del diagnóstico. En esta oportunidad, lograron adaptar una técnica del ámbito de la inteligencia artificial para que las computadoras puedan discernir, mediante algoritmos, las diferencias sutiles entre los electroencefalogramas de pacientes en estado vegetativo y pacientes en estado de mínima conciencia.

“En el trabajo anterior pudimos demostrar que en el electrocardiograma hay rastros de mínima conciencia. Ahora, con este nuevo estudio, pudimos identificar con una precisión muy importante en qué rango de mínima conciencia está el paciente a partir del análisis de las señales del electroencefalograma”, señala Diego Fernández Slezak, investigador del CONICET en el Laboratorio de Inteligencia Artificial Aplicada (LIAA) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, en diálogo con NEXCiencia.

Hasta el momento, el sistema arrojó resultados satisfactorios en el análisis de 327 encefalogramas de 268 pacientes de distintos centros de salud. A raíz de su gran eficacia y su bajo costo, esperan que la herramienta pueda ser incorporada a distintas instituciones sanitarias del mundo, con la única sugerencia de ser operada por un profesional capacitado en el ámbito de la computación.

El estudio publicado en Brain forma parte de la tesis doctoral de Federico Raimondo, becario del CONICET en el LIAA quien, junto con el psicólogo Denis Engemann, investigador del Institut National de Recherche en Informatique et en Automatique (INRIA) de París, desarrollaron la mayor parte del trabajo.

Fuente: NEXCiencia

Fecha de Publicación: 2018-12-03
Fuente: Agencia CTyS