Interdisciplinario Divulgación 

CUMBRE EN FRANCIA

Históricos cambios en las unidades de medida

A partir del 16 de noviembre, las definiciones del kilogramo, el kelvin, el ampere y el mol serán modificados, generando alteraciones en el campo científico y tecnológico.


esde su instauración en 1960, el Sistema Internacional de Unidades (SI) nunca había sufrido una modificación tan importante como la que será aprobada el próximo 16 de noviembre en París, en el marco de la Conferencia General de Pesas y Medidas. Los cambios entrarán en vigencia en mayo de 2019 y suponen: la redefinición del ampere, el kilogramo, el kelvin y el mol; y la reformulación el metro, el segundo y la candela.

Las nuevas definiciones tendrán su base en constantes fundamentales de la naturaleza y no en artefactos, propiedades de materiales o experimentos teóricos irrealizables, como sucede hoy en día.

Esto permitirá a los científicos que trabajan con los niveles más altos de exactitud realizar las unidades en diferentes lugares o momentos. Si bien no tendrá impacto en la vida cotidiana, abre grandes posibilidades tecnológicas y generará mucha más precisión en las mediciones científicas.

Los cambios

- El kilogramo (unidad de masa) está actualmente definido por la masa que tiene un cilindro de platino-iridio depositado en el Bureau Internacional de Pesas y Medidas en la ciudad francesa de Sevres, lo que implica que todos los países deben basar la medición en un único artefacto. Además de los problemas logísticos que ello conlleva, es imposible determinar su estabilidad temporal. La nueva definición del kilogramo se basará en la asignación de un valor a la constante de Plank (h= 6,626 070 15 × 10−34 kg m2 s-1) y permitirá llevar a cabo su realización práctica con cualquier experimento que vincule la medición de masa con la constante.

- El ampere (unidad de corriente eléctrica), que actualmente se define por un experimento imaginario que relaciona la fuerza entre dos cables infinitos con la corriente que circula entre ellos, se redefinirá asignando un valor a la carga del electrón (e= 1,602 176 634 × 10−19 A s). Igual que el kilogramo, su realización práctica puede ser de diversas maneras.

- El kelvin (unidad de temperatura) actualmente se define en función de la temperatura en la que coexisten agua, hielo y vapor en equilibrio -proceso conocido como “punto triple del agua”-. Su definición futura no dependerá más de las propiedades de un material, sino que se basará en función de la constante de Boltzmann (k= 1,380 649 × 10−23 J K−1), abriendo la puerta a varias realizaciones experimentales posibles.

- El mol (unidad de cantidad de materia) se redefinirá asignándole un valor a la constante de Avogadro (NA= 6,022 140 76 × 1023 mol−1). En la actualidad, su mejor realización práctica se determina a partir del conteo de la cantidad de átomos que hay en una esfera monocristalina de silicio.

- El metro, el segundo y la candela solo sufrirán cambios en la forma de expresar sus definiciones, dado que ya estaban basadas en constantes de la naturaleza, a saber: la velocidad de la luz para el metro, la frecuencia de transición entre dos niveles energéticos para el átomo de Cesio para el segundo y la eficacia luminosa de una radiación monocromática para la candela.

Fuente Télam

Fecha de Publicación: 2018-11-16
Fuente: Télam