Ingeniería  

ALIMENTOS E INDUSTRIA

Pulsos y electrodos para lograr alimentos más ricos y saludables

Investigadores del CONICET analizan la utilización de Campos Eléctricos Pulsados (PEF) para la preservación y esterilización de alimentos sin que estos pierdan sus características sensoriales y nutricionales. Esta tecnología es aplicable a los jugos de frutas, a las papas fritas y al vino por ejemplo.


El doctor Nahuel Olaiz del Instituto de Física del Plasma (INFIP, CONICET- UBA) explicó que “el procesamiento con PEF, también llamado electroporación, es una tecnología emergente que se posiciona como una alternativa a los tratamientos que están basados en altas temperaturas para la pasteurización y esterilización de alimentos, procesos que afectan al valor nutritivo y las propiedades sensoriales de los alimentos”.

Los PEF consisten en descargas eléctricas de muy corta duración y muy alta intensidad que provocan cambios de permeabilidad en cualquier tipo de membrana celular sin aumento considerable de temperatura y, por lo tanto, sin alterar la calidad de los alimentos.

“Está comprobado que esta tecnología permite conservar el sabor fresco y el valor nutricional de los jugos de frutas, además puede extender la vida útil hasta noventa días conservado en heladera”, asegura Olaiz.

En tanto, en el procesamiento de papas -para consumirlas fritas- se obtienen mejoras en la calidad de corte, superficies más lisas, menos absorción de aceite un secado más rápido y menos roturas.

Aplicada en vinos, también se obtiene un producto de mayor calidad. Este avance está impactando en el mercado internacional dada la creciente tendencia en el consumo de alimentos más frescos, ricos y saludables.

Fecha de Publicación: 2018-10-08
Fuente: Prensa CONICET