Exactas y Naturales  

ECOLOGÍA

Más aves, mejor calidad de vida

Un grupo de investigadores reveló que la presencia de aves cerca de una vivienda indica que se trata de un ambiente menos alterado.


Un equipo de investigadores detectó que los parques metropolitanos tienen cuatro veces más especies de aves que las calles no arboladas. Sin embargo, la vegetación no es su único requisito: si encuentran un sitio arbolado pero inmerso en el ruido de las bocinas, las aves no anidarán allí.

Los investigadores Florencia Curzel y Lucas Leveau, bajo la dirección de Isabel Bellocq, relevaron la presencia de aves en los barrios porteños de Balvanera, Constitución, Parque Patricios, Almagro, Recoleta, Retiro y Palermo, en un estudio realizado desde el Departamento de Ecología, Genética y Evolución de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (IEGEBA, CONICET-UBA).

Es estudio reveló que muchas especies van a contramano del trajín cotidiano y escapan de la ciudad una vez que el movimiento de tráfico comienza, tal es el caso de la torcaza. Observaron también que muchas especies aprovechan los nidos vacios del hornero, como el jilguero y ocasionalmente la golondrina parda, y que la gran mayoría rehúye los espacios ruidosos.

En el recorrido encontraron 23 especies de aves, entre las que se encontraban los cabecitas negras, pájaros carpinteros, calancate ala roja, ñanday, caranchos y gavilanes mixtos. Las plazas y parques eran el sitio predilecto de la mayoría, mientras que en las calles no arboladas solo se hallaban tres especies: palomas domesticas, gorriones y estorninos.

Para promover la biodiversidad en la ciudad, los investigadores recomiendan que los árboles tengan diversas alturas, que prevalezca la vegetación nativa y que se propicien espacios libres de vehículos.

Fuente: NexCiencia

Fecha de Publicación: 2018-10-01
Fuente: Agencia CTyS