Arte y Arquitectura  

Innovación Sustentable

Calefones solares alternativos

Investigadores y alumnos de Ingeniería Hidráulica de la Universidad Nacional de La Plata construyen un sistema alternativo para el tratamiento de líquidos residuales en un comedor infantil. Además, desarrollan un calentador de agua para ducha con botellas de plástico, latas de aluminio y cajas de tetra brik. El objetivo es capacitar a los vecinos para que puedan replicar los módulos en sus viviendas


El acceso a servicios básicos como el gas natural está limitado para muchos hogares vulnerables del país. En busca de soluciones a estos problemas, docentes y alumnos de la Facultad de Ingeniería de la UNLP construyen un calefón solar con materiales reciclados. El dispositivo será instalado en un comedor infantil de la localidad de Melchor Romero donde, además, desarrollan un sistema alternativo y ecológico para el tratamiento de aguas residuales. El objetivo es capacitar a los vecinos para que puedan replicar los módulos en sus viviendas.

El proyecto denominado "ConstruIRAS" busca realizar construcciones de Instalaciones Replicables Alternativas y Sostenibles (IRAS). La iniciativa es llevada adelante por integrantes de la Unidad de Investigación, Desarrollo, Extensión y Transferencia (UIDET) de Hidrología, que depende del Departamento de Hidráulica. Los destinatarios son los niños que concurren a la "Copa de Leche Los Pibes", ubicada en el barrio Romero Campo donde asisten regularmente unos 180 chicos.

El ingeniero hidráulico Enrique Angheben, director del proyecto, mencionó que la iniciativa es la continuidad de un trabajo desarrollado en el año 2015, que consistió en diversas actividades para contribuir al saneamiento hídrico del barrio. En esta oportunidad se busca disminuir el consumo de garrafas y la quema de leñas o carbón involucrando a las propias familias en el proceso constructivo para que puedan aprender los conceptos y encargarse luego del mantenimiento de los módulos.

Para construir el calefón se utilizan latas de aluminio, cajas de tetra brik y telgopor, que sirven como método de aislación. Esto se recubre con botellas de plástico, lo que hace que se produzca el fenómeno de efecto invernadero. Además, se colocan en el dispositivo caños pintados de negro para absorber mejor la radiación solar.

El sistema funciona por el efecto termosifón. Esto significa que el agua, al calentarse en la parrilla del colector, empieza a subir hasta un tanque de plástico y llega a una temperatura por encima de los 40°. El agua ya caliente sale por un sistema de cañerías a través de la ducha.

Para la conservación de la temperatura por hasta tres días se requiere de un tanque de 50 litros. "Tenemos que ver cómo lo incorpora la gente. La instalación tiene que ser de bajo costo. Y hay desafíos interesantes desde la ingeniería para ir resolviendo, como los problemas de presión de agua", agregó Angheben.

Fecha de Publicación: 2018-08-31
Fuente: Universidad de La Plata