Interdisciplinario  

4° ENCUENTRO DE LA COMISIÓN MIXTA DE SEGUIMIENTO

Nuevo reclamo de científicos ante el ministerio

Luego de presentar el “Remate de la Ciencia Argentina”, las agrupaciones de becarios afectados por el ajuste denunciaron que la propuesta de relocalización a distintas universidades nacionales, impulsada por las carteras de Ciencia y Educación, viola lo pautado en el Acta Acuerdo de diciembre de 2016 y no ofrece garantías de estabilidad.

Carolina Vespasiano (Agencia CTyS-UNLaM) – Este martes, los becarios desplazados de la Carrera de Investigador Científico de CONICET mantuvieron un nuevo encuentro con funcionarios del ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación productiva (MINCyT) que, una vez más, les ofrecieron la creación de cargos docentes de dedicación exclusiva como Jefes de Trabajos Prácticos (JTP) en universidades nacionales.

La propuesta despertó el rechazo de las organizaciones presentes, que coincidieron en describir el encuentro como un “escándalo” ya que lo propuesto incumple el punto tres del Acta Acuerdo firmada en diciembre pasado, en la que se establece que la reubicación de los becarios afectados implica salarios similares a los de investigador asistente de CONICET y desarrollo de tareas de investigación acorde a los temas propuestos.

Ocho meses atrás, los funcionarios de la cartera de Ciencia y Técnica aseguraron que se contaban con los recursos para crear cargos nuevos con dedicación exclusiva en las universidades nacionales. Hoy, el ministerio ya no ofrece esas condiciones y ubica a los investigadores en una situación precaria y de competencia por los cargos con los docentes universitarios.

“Lo que nos plantearon los funcionarios del MINCyT es que todavía no tienen ninguna solución para los afectados y, a pesar de la voluntad de los becarios de imponer sus condiciones laborales y reclamar por más estabilidad, se les planteó que ellos no van a poder formar parte de ninguna de esas negociaciones”, apuntó Mercedes García, becaria y activista de Jóvenes Científicos Precarizados (JCP).

La alarma de los investigadores radica en las condiciones ofrecidas, ya que aquellos que actualmente no cuentan con cargos docentes perderán su antigüedad como becarios, de manera que corren el riesgo de percibir un sueldo apenas superior al de un becario doctoral.

A su vez, la situación es también compleja para los que, sí, ocupan cargos simples. “El 70 por ciento de los compañeros afectados contaba con la posibilidad de tener el ingreso a CONICET y mantener el cargo simple o, en el peor de los casos, un cargo exclusivo y un cargo simple. Ahora tendrían un cargo exclusivo que, en términos de salario, los deja peor que antes”, señaló Lucía Maffey, becaria doctoral del CONICET e integrante de la JCP.

Por otro lado, la oferta tampoco establece garantías de estabilidad, ya que los cargos se deben concursar antes del cumplimiento de un plazo de dos años. Sobre este punto, Ileana Celotto, Secretaria General de AGD-UBA, sentenció: “Quieren enfrentar trabajadores con trabajadores, que compitamos por salarios que tienen que estar para que los científicos puedan investigar y nosotros podamos hacer docencia”.

“Lo que nosotros queremos son tres cuestiones básicas: estabilidad laboral, salarios que se equiparen con los de la Carrera de Investigador Científico, con el reconocimiento de la antigüedad como becarios, y la creación de nuevos cargos, porque, si no, estamos perdiendo el 40 por ciento de nuestro sueldo en el camino”, señalaron, al término de la reunión, los referentes de la Red de Afectadxs.

A su turno, Laura Romano, representante de la agrupación Becarios Empoderados, expresó: “El reclamo para que los compañeros ingresen al CONICET, que es para lo que concursaron, sigue en pie, así como el reclamos para que se aumente la planta de investigadores, según lo estipulado por el plan Argentina Innovadora 2020”.

Un llamado a la acción colectiva
A diferencia de la manifestación anterior, en el que se desarrolló una suerte de cortejo fúnebre para “despedir” los restos de la ciencia argentina, la “subasta” de distintas líneas de investigación que tuvo lugar este martes en la explanada del ministerio contó con escasa convocatoria.

Ese escenario se tradujo en un planteo, al momento de la asamblea posterior al encuentro con funcionarios, de retomar el diálogo y la unidad a nivel nacional en lo que tiene que ver con la definición de nuevas medidas para solucionar la situación laboral de los becarios así como la escasez de recursos en el sector científico.

En este sentido, Julia Soul, de ATE-CONICET, señaló que la propuesta por parte del gobierno representa un “retroceso” e instó a recobrar “lazos de solidaridad que permitan generar una red de fuerza para garantizar condiciones de trabajo y salario”.

“Tenemos que reconstruir ese movimiento nacional que pudimos poner en pie el año pasado y lograr que el 12 de septiembre se convoque un gran plenario con los compañeros de los distintos lugares del país para poder dar una respuesta contundente frente a esta situación que es lo más grave que ha pasado desde que firmamos el acta”, exhortó Maffey.

Fecha de Publicación: 2017-08-23
Fuente: Vespasiano