Arte y Arquitectura Noticias 

EL ARTE DE LA CIENCIA

La mirada, el pincel del siglo XXI

El C3 recibió al reconocido artista francés Michel Paysant, quien presentó “Fábrica de retratos”, una muestra que, a través de la tecnología eye-trackig, combina ciencia y arte.


Magalí de Diego (Agencia CTyS-UNLaM) ¿Qué sucede cuando un proyecto artístico puede mejorar la calidad de vida de pacientes con dificultades físicas? Según Paysant, la vida del artista está marcada por encuentros. Cuando el arte y la ciencia cruzan sus caminos, un mundo infinito de posibilidades se abre paso: lo importante, es mirar en profundidad.

Hace más de 15 años que, en conjunto con arquitectos y científicos, Paysant desarrolla el dispositivo conocido como “eye-tracker”. Esta herramienta permite obtener exactamente el recorrido que realizan los ojos para luego plasmarla en una línea continua. De esta manera, cuando se mira a un objeto, este aspecto inmaterial se transforma inmediatamente en un dibujo de formato clásico como el papel.

En diálogo con la Agencia CTyS-UNLaM, el artista recordó una de las mayores lecciones de vida que le brindó el arte acerca del enfoque sensitivo de la existencia: “A partir de este dispositivo tuve la oportunidad de hacer el retrato de un artista con mis ojos, mientras que él hizo un retrato de mí pintando con sus manos”. Con entusiasmo Paysant remató: “Lo curioso de esta experiencia fue que el otro artista era no vidente”

La fusión de ambos retratos es la combinación del ‘ver’ – la mera contemplación de alguien a través del eye-tracking - y el ‘mirar’ - que comprendería una mirada en profundidad sobre la persona.

Para este artista el aprendizaje de ‘ver y mirar’ es un campo elemental a desarrollar por el futuro dibujante. “Para las jóvenes generaciones resulta muy fácil mirar muchas cosas al mismo tiempo, pero no así cuando se trata de detenerse a contemplar con calma algo”, señaló Paysant.

Acorde a su experiencia, el recorrido ocular de la juventud es mucho más complejo y rápido pero, a costa de esto, han perdido la capacidad de fijar el ojo en un punto por largo tiempo. “Mi punto de vista como dibujante es que hay que reaprender a posar la mirada en un lugar para observar en profundidad”, aseveró ante el público.

“Todo el tiempo se crean nuevas herramientas, y es inevitable para un artista contemporáneo valerse de estos avances tecnológicos, así que siempre aliento a todos mis colegas a golpear los laboratorios para usar las nuevas tecnologías con fines creativos y aplicados a problemáticas reales", concluyó.

Fecha de Publicación: 2017-05-16
Fuente: CTyS-UNLaM