EN LA UNLAM, LA UNSAM Y LA UTDT

Realizaron simposio sobre Medios, Elecciones y Democracia

Desarrollado en varias universidades, las jornadas contaron con la disertación de investigadores latinoamericanos que expusieron sobre distintos ejes. Además, los académicos brasileños analizan el reciente triunfo de Dilma.


Nicolás Camargo Lescano (Agencia CTyS)- “Podríamos habernos reunido en privado, con el resto de los investigadores, para discutir sobre estos temas. Pero nos parece mucho más enriquecedor hacerlo en forma de simposio, para que todos puedan escuchar y participar”, afirmaba María Laura Tagina, docente de la UNLaM, ante un auditorio repleto.

La doctora en Ciencia Política daba, así, un cierre al Simposio Internacional de Medios de Comunicación, Elecciones y Democracia. Con la UNSAM, la UNLaM y la Universidad Torcuato di Tella (UTDT) como sedes, las jornadas contaron con la presencia de diversos investigadores y académicos latinoamericanos que expusieron ante un nutrido público.

Las ponencias realizadas en la UNLaM, que constituyeron el último panel del simposio, tuvieron como eje la legislación sobre medios, la información política y partidos en América Latina. El puntapié inicial lo dio Philip Kitzberger, investigador del CONICET y docente de la UTDT, quien explicó que en la región se produjeron demandas de reformas de sistemas de medios, aunque con distinta naturaleza en cada país.

“En Argentina y Uruguay, estas reformas apuntan a objetivos políticos y sociales, es decir, a la democratización de los medios. Esto se vio impulsado por un fuerte movimiento de los derechos humanos”, señaló Kitzberger, quien además es licenciado en Ciencias Políticas por la UBA.

“En Brasil y Chile- continuó el investigador- los intentos fueron fallidos o marginales, debido a las restricciones del sistema político, mientras que en los países andinos, como Bolivia, Ecuador y Venezuela, las reformas apuntaron más a los contenidos. Ahí el problema es decidir quién regula dichos contenidos”.

La mesa, además, contó con Nuno Coimbra Mesquita, investigador de la Universidade de São Paulo, quien relató su experiencia de investigación acerca de los medios de comunicación y los partidos políticos en Brasil; y con Carlos Rodríguez, investigador de la Universidad Interamericana, que expuso sobre las reformas de las telecomunicaciones.

El cierre del panel estuvo a cargo de Esteban Chércoles, director de la carrera de Ciencias Políticas de la UNLaM, quien presentó la investigación “La democracia en la era mediática. La soberanía del pueblo como idealización o como realidad política”.

El primer panel se había desarrollado en la UNSaM y tuvo como eje el rol de los Medios de Comunicación, los escándalos políticos y polarización mediática en Argentina, en tanto que en la UTDT se disertó sobre el comportamiento electoral, las campañas y medios de comunicación en Brasil, Uruguay y Argentina.

Dilma: entre un ajustado triunfo y el desafío de lo que se viene

¿Qué mejor escenario para charlar sobre las recientes elecciones en Brasil que tener, en una misma mesa, a diferentes investigadores en Ciencias Políticas del país vecino? Antes del panel de cierre, la Agencia CTyS tuvo oportunidad de entrevistar a diferentes referentes del área que participaron del simposio sobre el nuevo escenario político brasileño.

Ante la consulta sobre los factores que llevaron a un triunfo de Dilma Rousseff, Vera Chaia, de la Pontificia Universidade Católica de de São Paulo, explicó que la victoria “se debió a las políticas sociales del Partido de los Trabajadores (PT) y a un gran tiempo de Dilma en televisión en el horario gratuito de la propaganda electoral, donde se mostraban todas las gestiones de su gobierno".

Mesquita, por su parte, señaló que un factor clave resultó ser el rol de la oposición en los anteriores años. “En 2006 y 2010 claramente eran elecciones de continuidad. Pero ahora había un cierto clima de cambio. Sin embargo, el principal partido de la oposición nunca supo presentarse como alternativa. Evidentemente, uno o dos meses de campaña  no han sido suficientes para ganar el voto de la mayoría”, remarcó.

En este sentido, Luciana Fernandes Veiga, de la Universidade Federal do Paraná, aportó que se podía distinguir una necesidad de cambio. “Una parte de la población no se sentía representada por Dilma, pero tampoco por otro candidato. Después de la muerte de Eduardo Campos, del partido socialista brasileño, Marina Silva aparecía como la opción para el cambio. Pero la campaña de Dilma fue muy eficiente en ese sentido”.

En lo referente a los desafíos que le esperan al PT para los próximos años, Vera no dudó en señalar como posible obstáculo al Congreso, “con gran presencia de la oposición”, y a la base de sustentación del gobierno. “No hay una coalición de apoyo total para Dilma”, advirtió.

En la misma línea, Mesquita detalló que en Brasil se presenta lo que se denomina como presidencialismo de coalición, donde el presidente, para gobernar, debe hacer una coalición con muchos partidos. “Ese acuerdo es más fácil cuando las circunstancias económicas están a favor. Como la coyuntura económica no es tan buena, la coalición va a llegar más desgastada para las próximas elecciones”.

Fecha de Publicación: 2014-11-14
Fuente: