RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL

"El estándar de matemática en la Argentina es muy bueno"

Alicia Dickenstein fue elegida como vicepresidenta de la Unión Matemática Internacional, convirtiéndose así en la primera argentina en alcanzar dicho cargo. La investigadora y docente destaca el gran momento de esta disciplina en el país y pone bajo la lupa el papel de la mujer en la ciencia.


Agencia CTyS- Primero fue el matemático Miguel Walsh, reconocido con el prestigioso premio internacional Ramanujan. Luego, llegó el turno de Adrián Paenza, distinguido por sus aportes a la popularización de la ciencia. Y ahora, para confirmar el buen momento que atraviesa esta disciplina en el país, la docente e investigadora Alicia Dickenstein fue elegida como vicepresidenta de la Unión Matemática Internacional, convirtiéndose así en el primer argentino en alcanzar este cargo.

Investigadora del CONICET, Dickenstein fue elegida por una asamblea de matemáticos representantes del todo el mundo y asumirá en su nuevo puesto en 2015. “La elección tiene que ver con un reconocimiento a mi trabajo matemático, pero también se debe a mi trabajo en relación con la comunidad”, explica la académica, quien también se desempeña como profesora Titular Plenaria de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.

La Unión Matemática Internacional- IMU, por sus siglas en inglés-, entrega cada cuatro años la prestigiosa Medalla Fields, equivalente a un Nobel en matemática. Una de las tareas es elegir el Comité que elegirá a los ganadores. Pero Dickenstein tendrá también otras responsabilidades en su nuevo cargo. “Los Congresos Internacionales se celebran cada cuatro años. Una de las principales tareas será la de elegir un comité que a su vez decidirá a quien se invitará a hablar para el próximo congreso”, detalla la investigadora, en diálogo con la Agencia CTyS.

Otro tema a tratar será la ayuda a los países en desarrollo. “En este momento, toda la ayuda económica está puesta en desarrollar la matemática en África, que como continente está más atrasado”, apunta la investigadora. Otros tópicos en la agenda son la educación y la instrucción de la matemática, la problemática con las compañías editoriales, la relación de esta disciplina con otras ciencias y la situación de mujeres y grupos minoritarios dentro de la academia.

En este sentido, Dickenstein explica que si bien los procesos de igualdad parecen acelerarse, todavía falta mucho camino por recorrer. “Justo antes del Congreso en que fui elegida como vicepresidenta se organizó un Congreso Internacional de mujeres matemáticas, y hubo un debate justamente sobre si era necesario o no. Lo ideal sería que estén más integradas al resto de la comunidad”, destaca la matemática.

Al nombramiento de Dickenstein como vicepresidenta se le suma el hecho de que también se eligió a una mujer para el cargo de presidente, hecho histórico en la IMU, así como también la premiación a la matemática iraní Maryam Mirzakhani, primera mujer en recibir una medalla Fields.

Sin embargo, la investigadora argentina aclara que en muchos países siguen primando cuestiones sociales y culturales, en relación a que muchas mujeres deben decidir si son madres o son científicas. “En muchos países, poder seguir una carrera académica se enlaza con cuestiones sociales y en general más va más allá de la decisión de las investigadoras”, indica la académica.

Un orgullo nacional y regional

Ante la pregunta del estado de situación de la matemática en el país, Dickenstein es categórica: “La Argentina tiene una larga tradición en esta disciplina. Si bien durante muchos años estuvimos bastante aislados, los alumnos que formamos son muy buenos, donde quieran que vayan son reconocidos. El estándar de matemática en el país realmente es muy bueno”.

Según la investigadora y docente, este nivel se refleja no sólo en el reconocimiento a Miguel Walsh, sino también en el hecho de que Argentina fue ascendida de la categoría 2 a la categoría 3 dentro de la IMU por el nivel de las publicaciones en matemática. “También se debe aclarar que forma parte de un reconocimiento regional. Por primera vez se dio una medalla Fields a un sudamericano y fue para un brasileño, Artur Ávila. Y el próximo Congreso Internacional será en Río de Janeiro”, concluye.

Fecha de Publicación: 2014-10-02
Fuente: