PARTICIPAN MÁS DE 60 ADOLESCENTES

Una escuela pública colabora en un proyecto de la NASA

Se trata de un colegio de La Matanza y es el primero en colaborar en una iniciativa de estas características. Los alumnos realizan la medición de temperaturas diarias, clasificación de nubes y elaboración de informes.


Leandro Alba (Especial para Agencia CTyS) - Uno de los sueños más recurrentes de todos los chicos es colocarse un traje especial, poner la cabeza en un casco y convertirse en astronauta. Conocer los planetas, contemplar constelaciones y ver de cerca la luna. Solo cuatro siglas conectan el mundo de los mortales con los libros de ciencia ficción: NASA.

“Esto no es un cuento fantástico. Esto es realidad. Somos la primera escuela pública en trabajar conjuntamente con la NASA y eso nos da mucho orgullo”,  relata el docente del instituto Dr. Eduardo Acevedo, de Tapiales, Norberto Pugliese.

Más de 60 alumnos forman parte del programa S’COOL (Students Cloud Observations On-Line), que se propone complementar los datos proporcionados por los satélites con las anotaciones realizadas por distintas instituciones que registran diversas variables.

“Diariamente, se hacen los informes que se envían de forma semanal. Entonces, la idea es cotejar los datos de los chicos en tierra con los que se toman en el espacio.  Tenemos que hacerlo dos veces al día, justo cuando pasan los satélites Terra y Aqua. Ambos son meteorológicos”, agrega Acevedo que además, a fines del año pasado, hizo una teleconferencia que conectó el colegio con la Antártida.

Este proyecto, del cual participan más de cuatro mil escuelas en el mundo, en más de 80 países, establece un escalafón de clasificaciones según el desempeño. “Se divide en tres: oro, plata y platino. Actualmente, estamos en platino. Estuvimos destacados con plata y nos mandaron diplomas de reconocimiento. Al finalizar la experiencia, todos los chicos van a tener el suyo”, cuenta entusiasmado el profesor.

Para el colegio, no se trata de una actividad extracurricular más. Es, también, la forma de acercarse a los jóvenes y al conocimiento de otra manera. “Esto demuestra que con voluntad se pueden hacer muchas cosas en los lugares públicos”, concluye.

Fecha de Publicación: 2014-09-10
Fuente: