Salud Noticias 

EL INTA, EL INTI Y LA UBA

Buscan prevenir el consumo de alimentos alergénicos

Muchas de las comidas que normalmente se consumen pueden producir alergias. Diversos organismos nacionales proponen advertirlo en los envases.


La Plataforma Alérgenos en Alimentos, integrada por diversos institutos y organismos públicos como el INTI, el INTA y la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA, realizó una propuesta de revisión de la Resolución GMC 26/03, “Reglamento técnico Mercosur para rotulación de alimentos envasados”, con el propósito de incluir un rótulo que advierta la presencia de alérgenos en las etiquetas de los productos que lo requieran.

Los alérgenos son sustancias que pueden producir una reacción del sistema inmune en personas susceptibles. En el caso de los alimentos, hay más de 200, aunque sólo ocho producen el 90 por ciento de las alergias. Este grupo selecto está conformado por la leche, el huevo, el maní, la soja, el trigo, los frutos secos, el pescado y los mariscos.

“Las alergias alimentarias son producidas por determinadas proteínas que están presentes en distintos alimentos. El sistema inmune las reconoce como antígeno, entonces, se desencadena la respuesta alérgica contra esa proteína: el cuerpo las reconoce como un enemigo al que hay que destruir”, explica a la Agencia CTyS María Cristina López, encargada del área de oleaginosa del Centro de Cereales y Oleaginosa INTI.

Para detectar el nivel de alérgenos presentes en los alimentos, los investigadores recurren al reconocido test ELISA, una técnica inmunoenzimática capaz de identificar a las proteínas que producen el desencadenamiento de las reacciones alérgicas a muy bajos niveles de concentración.

“Como la reacción alérgica se produce con una cantidad muy pequeña de alérgenos, lo que hay que detectar son trazas muy pequeñas de proteínas alergénicas”, detalla la especialista en química.

Las respuestas inmunológicas a las alergias suelen presentarse en formas leves, como una hinchazón de labios, ojos y mucosas, pero, también, “puede ser más grave cuando están comprometidos órganos fundamentales como los del sistema circulatorio y respiratorio, y se puede llegar a producir un shock anafiláctico. Si esa persona no es atendida de forma inmediata, puede morir”, concluye López.

Fecha de Publicación: 2011-10-25
Fuente: Agencia CTyS